Consejos para conducir con lluvia

Consejos para conducir con lluvia


La AEMET anuncia un temporal de lluvias intensas en buena parte del país. Lo ideal es no coger el coche, pero si tenemos que desplazarnos, no está de más tener en cuenta algunas recomendaciones para conducir bajo estas circunstancias.


- Aumentar la distancia de seguridad, al menos 3 segundos con el vehículo que va delante. En días de lluvia los frenos del coche no reaccionan igual y es recomendable distanciarse el doble de la distancia habitual. Ten cuidado y no pises las líneas blancas, ya que el agarre de los neumáticos en esta superficie es menor al del asfalto.

- Comprobar la presión de los neumáticos (si sustituimos sólo dos, los instalaremos en el eje trasero). Revisa el estado de los neumáticos, ten en cuenta que si las huellas de los mismos no son capaces de evacuar toda el agua acumulada en la banda de la rodadura, podría ocasionarte una pérdida de adherencia produciendo el efecto aquaplaning. La profundidad mínima del surco de los neumáticos debe ser de 1,6 mm.

- Frenar de vez en cuando para originar fricción y mantener secos los frenos.

- No llevar ropa de abrigo al conducir. Evitarás el conocido "efecto submarino".

- No beber nada de alcohol, ni en pequeñas cantidades. Si lo haces aumentarás la posibilidad de sufrir un accidente, ya que añadirás más pérdida de control y percepción del riesgo, al que ya existe por las condiciones climatológicas.

- Encender la luz de carretera no es muy recomendable, aunque es obligatoria en vías interurbanas, insuficientemente iluminadas cuando circulemos a más de 40km/h (y no deslumbremos).

- No mantener el antiniebla trasero encendido en retenciones, vías de poblado a poca velocidad porque es muy deslumbrante.

- Mantener las escobillas limpiaparabrisas en buen estado. Las escobillas es uno de los elementos que menos cuidamos a la hora de mantener el vehículo y son fundamentales para la buena visión en caso de conducir con lluvia o nieve. Los fabricantes recomiendan cambiar las escobillas si éstas están picadas o en mal estado, y en cualquier modo de forma periódica cada año o cada 15.000 km.

- Utilizar los aireadores dirigidos hacia el parabrisas para evitar que se empañen.